Noche de copas y profundo dolor


En la madrugada del domingo los familiares de Fernando Ospina Amariles recibieron una llamada donde les informaban que desafortunadamente acababa de morir. El padre de dos hijos vivía solo en el barrio Las Américas y en la noche del sábado había salido a tomarse unas copitas sin ni siquiera imaginar que ese día se iría…

Contenido Exclusivo

Este contenido hace parte de nuestra edición digital exclusiva
para suscriptores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *