Comerciantes del Mercado Amazonas, de Ibarra, exigen que se cumpla la Ordenanza de Reactivación Económica



Los comerciantes del Mercado Amazonas, el principal centro de abastos de Ibarra, en la provincia de Imbabura, realizaron este 23 de febrero de 2021 un plantón para pedir al municipio la condonación del pago de arrendamiento de los locales que utilizan.

El Concejo Municipal aprobó, en septiembre del 2020, la ordenanza de Reactivación Económica, Fomento Productivo y Protección Social del cantón Ibarra, a causa de la pandemia del covid-19. Entre otras cosas la normativa fue creada para impulsar varias iniciativas productivas en el cantón.

Los vendedores se ubicaron en las calles aledañas a su sitio de trabajo, para exigir que se respete el artículo 21 de esta legislación. Esta establece la condonación del pago del canon de arrendamiento para quienes ocupan bienes municipales. Le medida debía aplicarse desde el 14 de marzo del 2020 hasta febrero de este año.

Sin embargo, Blanca Quiguango, dirigente de la Unión de Organización de Comerciantes Minoristas de Ibarra, asegura que el municipio les cobrará los arriendos, tras una observación jurídica que hizo un organismo de control que determinó que el cabildo no podía aplicar la condonación. Es por ello que el Concejo Municipal prepara una deforma a la ordenanza de Reactivación Económica.

Los manifestantes reclamaban con gritos. También levaban carteles con leyendas relacionadas al tema.

Quiguango calcula que cada comerciante tiene que pagar USD 260 anuales, en promedio, por concepto de arriendo de los locales del mercado. “Pero, por la actual situación económica no tenemos mayores ventas. Además, debemos cancelar las facturas servicios básicos y guardia privada”.

Según José Jácome, representante del Movimiento Comerciantes Unidos por el Cambio, que aglutina a 12 asociaciones, solo en el Mercado Amazonas hay 3 500 comerciantes. Los vendedores esperan un diálogo con los representantes del cabildo.

La administración municipal plantea la posibilidad de aprobar una nueva normativa legal, que incluya una rebaja porcentual en el arrendamiento hasta el 2023.

Un equipo de la Dirección de Desarrollo Económico del municipio recaba información sobre la afectación, que ha generado la crisis económica y sanitaria en cada giro de negocio. Con ese estudio técnico se espera plantear la nueva propuesta al Concejo Municipal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *