Coronavirus noticias | Vacuna contra la tuberculosis, esperanza frente al covid-19 | Cura Coronavirus | Economía



Los países con políticas obligatorias de vacuna contra la tuberculosis registran menos muertes por coronavirus que los países que no cuentan con esas políticas, según un nuevo estudio.

(Lea: Cinco medidas económicas que no se deberían adoptar en la crisis)
El estudio preliminar publicado en medRxiv, encuentra una correlación entre los países que requieren que los ciudadanos reciban la vacuna contra el bacilo Calmette-Guerin (BCG) y aquellos que muestran un menor número de casos confirmados y muertes por Covid-19.

(Vea el mapa interactivo de la propagación del Coronavirus por el mundo)

Aunque solo es una correlación, clínicos en al menos seis países están realizando pruebas que implican suministrar a los trabajadores de salud de primera línea y a personas mayores la vacuna BCG para ver si realmente permite algún nivel de protección contra el nuevo coronavirus.

(Lea: Médicos colombianos, entre aplausos y discriminación en plena pandemia)
Gonzalo Otazu, profesor asistente del Instituto de Tecnología de Nueva York y autor principal del estudio, comenzó a trabajar en el análisis después de notar la baja cantidad de casos en Japón.

El país había informado sobre algunos de los primeros casos confirmados de coronavirus fuera de China y no había establecido medidas de bloqueo como lo han hecho muchos otros países.

Otazu dijo que sabía de estudios que mostraban que la vacuna BCG brindaba protección no solo contra la bacteria de la tuberculosis sino también contra otros tipos de contagios. Por lo tanto, su equipo reunió los datos sobre que países tenían políticas universales de vacuna BCG y cuando habían sido implementadas.

Luego compararon el número de casos confirmados y muertes por Covid-19 para encontrar una fuerte correlación. Entre los países de altos ingresos que muestran un gran número de casos de Covid-19, EE.UU. e Italia recomiendan las vacunas BCG, pero solo para las personas que podrían estar en riesgo, mientras que Alemania, España, Francia y el Reino Unido solían tener políticas de vacunas BCG pero las finalizaron hace anos y décadas.

China, donde comenzó la pandemia, tiene una política de vacuna BCG pero no se cumplió muy bien antes de 1976, dijo Otazu. Países como Japón y Corea del Sur, que han logrado controlar la enfermedad, tienen políticas universales de vacuna BCG.

Se consideró que los datos sobre casos confirmados de países de bajos ingresos no eran lo suficientemente confiables como para emitir un juicio firme. Se recomienda precaución Con casi 900.000 casos y 45.000 muertes, el mundo lucha por controlar el COVID-19.

Cualquier vacuna para la enfermedad está a más de un año de distancia y la efectividad de los medicamentos bajo prueba no se conocerá en los próximos meses. Por eso es razonable ver si la vacuna BCG podría proporcionar protección contra Covid-19, dijo Eleanor Fish, profesora del departamento de inmunología de la Universidad de Toronto.

Uno de los primeros en llevar a cabo el ensayo de la efectividad de la vacuna BCG contra el coronavirus es Mihai Netea, experto en enfermedades infecciosas de Radboud Universty Medical Center en Paises Bajos.

El equipo de Netea ya ha inscrito a 400 trabajadores de la salud en el ensayo: 200 recibieron la vacuna BCG y 200 recibieron un placebo. No espera ver ningún resultado durante al menos dos meses.

También está a punto de comenzar un ensayo por separado para estudiar la efectividad de la vacuna BCG en personas mayores de 60 años. Se están llevando a cabo otras pruebas en Australia, Dinamarca, Alemania, el Reino Unido y Estados Unidos.

Científicos siguen trabajando para comprender mejor por que la vacuna BCG puede ser efectiva no solo contra la tuberculosis sino también contra otros microbios de enfermedades. En cualquier caso, la vacuna BCG no debería ser la única herramienta para luchar contra el Covid-19. Es necesario respetar el distanciamiento social, realizar las pruebas y aislar los casos para controlar la propagación de la enfermedad.

Bloomberg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *