Encuentro Nacional del Tejido reunirá a cuatro provincias



Con el Encuentro Nacional del Tejido, el cantón Biblián celebrará los siete años de la declaratoria del sombrero de paja toquilla como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Participarán artesanos de 16 cantones de Azuay, Cañar, Manabí y Santa Elena.

Biblián es el único cantón de la provincia del Cañar que ha consolidado la producción, comercialización y exportación del sombrero. Eso lo consiguieron luego de la distinción otorgada por la Unesco el 5 de diciembre del 2012.

La mayor parte de las familias de este cantón depende del tejido de la paja. Hay 10 asociaciones –entre pequeñas y grandes-, pero la Cooperativa de Producción Artesanal Padre Rafael González ha alcanzado más resultados.

Nació en el 2015 por iniciativa del Municipio, para realzar este arte. Agrupa a 120 socias, de las cuales 80 están activas. En estos siete años han mantenido un trabajo sostenido en organización, capacitación, talleres, ferias, promoción y aperturas de mercados.

Es la única cooperativa con marca propia del sombrero, llamada Bibilak y, en los últimos cuatro años exportaron 26 000 unidades a Estados Unidos, Italia y España. En el 2020 crecerán más porque abrieron mercados en Bolivia, México, Francia y China, dijo la presidenta, Martha Lema.

La Cooperativa compra los sombreros a las socias y los procesa para darle los acabados. Cuentan con un taller equipado con herramientas y maquinarias. Los jueves abren las puertas al turismo. Grupos de artesanas se reúnen en el taller en la ‘minga del tejido’, para mostrar la técnica de este oficio a los visitantes.

Este crecimiento y trabajo nos motiva a seguir, dice Lema, quien junto con el Municipio y la coordinación zonal 6 del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural realizarán el 4 y 5 de diciembre el Primer Encuentro Nacional del Tejido.

El objetivo será resaltar la importancia de este oficio y posicionarlo como una alternativa que dinamiza la economía de cientos de familias de las cuatro provincias y mueve el turismo, dijo Guillermo Espinosa, alcalde de Biblián

En la cita habrá intercambio de experiencias entre las artesanas sobre las técnicas del tejido, procesos organizativos y emprendimientos; y entre los gobiernos locales sobre el rol que cumplen en el desarrollo de esta actividad.

Como parte de la cadena productiva del tejido, Santa Elena participará con temas relacionados con la fibra natural que se cultiva en esta provincia. Mientras que los cantones de Manabí, Azuay y Cañar lo harán con los tejidos.

Dentro de la agenda cultural habrá una feria de exhibición y venta de tejidos en paja toquilla y lana de alpaca, de artesanos de las tres provincias. Además, un desfile de modas de trajes típicos de la cultura cañari elaborados en paja y lana.

Lo novedoso será el concurso de mishada, una práctica antigua que consistía en la reunión de las artesanas para competir por quién teje más rápido el mejor sombrero.

Por lo general, las tejedoras de Montecristi producen sombreros con delgadísimos hilos de paja, mientras que las de Azuay y Cañar utilizan hebras algo más gruesas.

Para el alcalde Espinosa, el Encuentro del Tejido será un espacio para posicionar a este cantón en el contexto nacional y atraer el turismo. Por eso, prepararon recorridos -con las delegaciones visitantes- por los sitios importantes como el Santuario de la Virgen del Rocío. También habrá degustación de comida típica y danzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *